Saltar al contenido

1

Mientras que acabo de darle los últimos retoques a lo que será mi nueva web personal regreso por estos lares para dejaros testimonio del día de hoy. En la jornada que hoy la gente de AVANT, ècran e Instituto Ideas han diseñado, ICA y más concretamente, un servidor, ha podido dinamizar con silbato de entrenador de película americana un speednetworking en toda regla.

">
Silbato de plata para que no se desmadre nadie

¿Y qué es eso del Speednetworking?

Pues una manera rápida y eficaz de conocer a mucha gente. 90 segundos por participante y, a partir de ahí, todas las ganas, ilusión y recursos que uno tenga para explotar. El resultado, mucho intercambio de tarjetas y la posibilidad de haber pulido el elevator pitch de cada uno.

¿Os animáis para el próximo?

1

Pues he aquí el resultado de una gran serendipia. Lo que todo empezó como un tweet gracioso de una amiga ha terminado en un maravilloso trabajo en equipo que ha rebosado ilusión y ganas a morir.

Espero que os guste.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=pW2-eIGUz9I]

2

Antes de leer este post saca un momento la vista de la pantalla y mira a tu alrededor unos instantes. Si lo has hecho habrás visto cierta cantidad de objetos, pues bien, todos ellos tienen una curiosa historia digna de ser contada. Y eso es precisamente lo que ha hecho Juli Capella en su libro Así nacen las cosas.

Al igual que Juli hace en su libro creo que la historia de cómo lo conocí yo también merece ser contada.

La historia comienza gracias a Aurora, mi física nuclear preferida, la cual me pone en contacto con los simpáticos propietarios de la librería Shalakabula para hacer una presentación de mi libro Serendipity. Cerramos fecha y hora y, después de unos días, me encuentro en allí mismo hablando de serendipias a un grupo de lectores. Una de las asistentes me pregunta si he leído el libro de Juli y le contesto que no, que no lo conozco. La sorpresa me la llevo al final de la charla serendípica ya que Francis, co-propietario del local, me hace entrega de un paquete regalo. Y sí, como podéis imaginar es el libro de Juli Capella.

Gracias a esa pequeña serendipia estoy disfrutando estos días de las genésis de objetos tan cotidianos como las gafas, el clip, la cuchilla de afeitar o el reloj.

Es por ello que debo de agradecer a Francis, a Nuria y al propio Juli, el buen rato que estoy pasando.

Definitivamente, así se hacen las cosas.

 

 

Todo vino por un tweet de una follower que me motivaba a aplicar la creatividad a la seducción. A partir de ahí los actos se sucedieron y... voila!! habemus ponencia!

Os espero a todos el próximo jueves 30 en el Centro Cultural Bancaja de Valencia.

 

Los 12 dreamers mirando a San Francisco desde el Cap de Creus

Imaginar está en desuso pero, afortunadamente, todavía hay gente que lo hace y además implicando a todo un grupo de personas maravillosas a su alrededor.

IMAGINE 2011 es la nueva iniciativa del emprendedor Xavi Verdaguer y su equipo de Innovalley con el que pretenden llevar el talento español al mismo Silicon Valley para, según ellos, cambiar el mundo.

Aquí, un servidor, ha sido invitado pasando por diferentes fases. Primero como profesional a dar unas clases a los 12 dreamers, luego como dreamer y, finalmente, como escritor oficial del evento. Por tanto, si todo sigue como hasta ahora, el día 1 emprenderé lo que seguro será un increíble viaje a San Francisco para escribir sobre toda la magia que en ese centro de creatividad se produzca.

Durante el fin de semana hemos hecho el warm up en la fabulosa Cadaqués (no podía ser otro lugar) y allí he conocido a gente realmente especial.

Quiero agradecer tanto a Xavier como a su equipo la hospitalidad recibida así como a los dreamers por compartir esa energía creativa que tanto contagian.

Tanto el staff, como los mismos dreamers, lo hemos pasado genial y, sobre todo, hemos comprobado una vez más que se puede seguir soñando ya que los sueños se pueden cumplir.

1

Todos los presentes reunidos

Esto de vivir en Valencia hace que cuando sales fuera, aproveches el día lo máximo posible. Quizá es por eso que ya empiezan a comparar mi agenda con la de un ministro.

El pasado martes estuve de nuevo en Madrid y la agenda fue de auténtica locura.

Empecé el día encontrándome con mi buen amigo Pablo Ceinós y algunos Yuzz Valencia en el AVE. Todos íbamos al encuentro Yuzz Madrid donde nos encontraríamos con varias personalidades como Vicente del Bosque, Gallardón o los cachondos de Gomaespuma. Además yo había quedado con mi nuevo colega de locuras creativas Xavier Verdaguer. Allí conocí a mucha gente incluido el fundador de Bubok, una de las empresas más creativas que he visto últimamente y con la que no descarto publicar algún libro.

Pero la anécdota del día fue la siguiente: en cuanto el acto terminó la muchedumbre se abalanzó a saludar a las celebrities. Yo me di cuenta de que estaba al lado del seleccionador y allí me encontré a un par de Yuzz con los que compartí no hace mucho técnicas de serendipity. Les hice una foto con él y, cuando estaba a punto de hacerme una foto con todo un campeón del mundo como Vicente, de repente noté que se alejaba cual serpiente de cascabel. Silencioso y con mucha clase, Don Vicente desaparecía ante mis ojos mientras que por detrás no dejaba de escuchar una voz aguda que chillaba "seleccionador, seleccionador". Me giré y vi una enanita con pinta de Pocahontas con un micro de Sálvame. Entonces lo entendí todo. Vicente es un señor y no se presta a este tipo de entrevistas. Yo no conocía a tal especímen pero no ha sido difícil dar con su identidad. Digo yo que esto me pasa por no ver la tele y mucho menos el tangibilizado orwelliano de Gran Hermano.

Cuando me quise dar cuenta Vicente simplemente había desaparecido, al igual que Gallardón y muchos otros, y yo tenía que acudir a impartir mi conferencia de la Escuela de Verano de Orange que, por cierto, cuando llegué me esperaba casi un campamento de verano y acabé dando una conferencia al uso. Al menos la anécodota me servió para romper el hielo del principio.

Conclusión: día intenso en Madrid, con buen tiempo, mejor compañía, pero sin foto con Vicente.

Otra vez será.

1

Jerry Cohen, un auténtico CEO rockstar!

¿De dónde surgen las ideas? Como es una pregunta con múltiples respuestas, yo daré la mía, al menos, daré la que me llevó a la conferencia que impartiré mañana en Expomanagement'11.

Debido al éxito obtenido el año pasado por Serendipity: gestión de la oportunidad, en Expomanagement'10, este año volví a ser invitado a este importante evento. Como de momento todavía no he publicado un segundo libro (estoy en ello) decidí aprovechar la oportunidad y montar una nueva conferencia. Me aburría hablar de lo mismo y por ello pensé ¿qué me apetecería hacer?

Esa pregunta me llevó irremediablemente al rock, y más que a él, a la actitud del rockstar. Pensé en las empresas que me gustaban, las que molan de por sí, y quién o quiénes había detrás de ellas. Investigué y me di cuenta de que eran auténticos rockstar como Steve Jobs, Warren Buffett o el incomparable - y además nacional- Gonzalo Gonzalo.

Reconozco que he disfrutado muchísimo preparando El CEO como rockstar y que también he aprendido mucho.

Y es que donde te lleva un buen reto no te lleva nadie.

Sí, lo sé, hace tiempo que no paso por aquí y eso está pero que muy mal. Podría dar miles de excusas y explicaciones pero no creo que sirvieran demasiado.

En compensación os diré lo que he estado haciendo últimamente.

He estado viajando a Granada, donde estoy impartiendo formación en pensamiento creativo al Consorcio Fernando de los Ríos y donde estoy conociendo a gente maravillosa además de familiarizarme más con una ciudad muy especial. Sus baños árabes, sus entramadas callejuelas adoquinadas que me gusta recorrer escuchando al gran Morente, sus tapas y sus vistas hacen que la ciudad de la Alhambra me tenga totalmente absorbido.

Mi proyecto ICA, una plataforma donde la máxima es democratizar la creatividad, porque todo el mundo tiene derecho a ello, es otra de las cosas que me están ocupando gran parte de mi tiempo. Si todo va bien, después de verano tendremos la presentación del Instituto por todo lo alto en el nuevo local de Valencia.

Toda una semana la invertí en los comerciantes de Llíria, en el que intentamos pensar creativamente para involucrar a todos los asociados de la población. Pasamos calor, pero nos reímos mucho y aprendimos unos de otros. Espero volver a verlos en otro proyecto para implantar esas ideas creativas.

Barcelona. Siempre esa ciudad que me llena de proyectos. Allí estuve con mi socia del ICA, Diana, para ver a nuevos colaboradores, visitar a Pep Torres en su recién estrenado MIBA, y visitar a la que podría convertirse en mi nueva editora en breve.

Proyectos en Andalucía, San Francisco, con el grupo Santander o Lilly. Todo en mi cabeza, todo cocinándose.

Hasta otro ratito.

Ya llegó, ya está aquí, el testimonio visual de mi ponencia junto al impresible Juancho Gasca en Innovalencia del pasado mes.

La co-creación es como el sexo adolescente, todo el mundo habla de ello para nadie sabe qué es. Grande Javi Megías!!

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=bUucbBquEmg&feature=youtu.be]

1

Barcelona siempre mola. Y, en primavera, ni te cuento. Nunca dos días y medio fueron tan intensos y tan bien aprovechados.

Entre reuniones para nuevos proyectos editoriales, para nuevos colaboradores del ICA y para encontrar posibles apoyos, tuve tiempo de visitar el Museu del Rock, el Museo de los inventos (miba) de mi amigo Pep Torres, pasear por la Diagonal y descubrir la Casa Asia, reencontrarme con la mejor tienda de cómics de la ciudad, comer bien, cenar menos bien, reírme, cabrearme, hartarme de cierta gente, leer el Arte del ruido de Pep, conseguir la novela que me ha arrebatado los 10.000€ del premio VW- Qué leer de este año y, creo que no me dejo nada.

Gracias a Cris y Andrés por su hospitalidad, a Pep por la visita guiada por el miba, a Rosita "the killer" por la comida en un clásico barcelonés, a Esther por su disposición y entrega a los nuevos proyectos, a Jordi por el libro, a mi compañera Diana por su apoyo constante, a Alessandro por su interesante conversación y visión de la creatividad, a Lorena por seguir sorprendiendo en cada charla, y a Inforpress por seguir confiando en mí en todas sus delegaciones.

La vida puede ser maravillosa.