Saltar al contenido

1

GUZMAN LOPEZ -incertividad"Las grandes oportunidades siempre van disfrazadas de problemas o retos".

En esta ocasión era un encargo, no demasiado complicado, pero sí lo suficientemente atractivo: crear un nuevo diseño con piezas de Lego para fomentar la creatividad y la competitividad entre emprendedores. Raudo y veloz llamé a mi colega creativo Pablo J. Vizcaíno y nos pusimos a pensar. Cuando dos personas que se dedican la mayor del tiempo a pensar creativamente se juntan, cualquier cosa puede pasar.

Y voilá, aquí presentamos nuestra más reciente creación. La criatura en cuestión lleva el nombre de incertividad. Se trata de un juego con componentes de storytelling, visual thinking, gestión de la incertidumbre, comunicación y, como no, mucha creatividad.

Se juega con unos dados de símbolos, unas piezas de Lego y una legión de neuronas preparadas para quemarse a lo bonzo en el intento de crear nuevas oportunidades de negocio en un entorno cambiante.

Y ahora que te lo he contado, ¿cuándo empezamos a jugar?

3

¿Qué sucede cuando a uno le despiden del trabajo de toda su vida? ¿Qué sensación le queda? y sobre todo, ¿qué le depara el futuro? Eso es lo que algún día un grupo de estaunidenses se preguntó al ver las caras de la gente que había recibido una hoja de color rosa (así son las hojas de despido en ese país). Y por ello, en vez de quedarse parados, pasaron a la acción y crearon lo que hoy se conoce como la Pink Slip Party, que no es ni más ni menos que un evento de Networking para desempleados. Allí, entre gente de todo tipo, es donde surgen nuevas oportunidades, algunas de ellas mejores aún de las que se estaban buscando.

Serendipia pura.

Ayer mismo se celebró en Madrid la que hacía la número 50 y tuve el honor de ser el ponente con una conferencia sobre Serendipity y la capacidad de transformar el fracaso en nuestro mejor éxito. Me alegró mucho conocer de cerca los problemas reales de la gente que, lejos de estar parada, su trabajo es buscar trabajo. Intenté aportar mi granito de arena y, gracias al feedback de las redes sociales (fundamentales para estas cosas) y de las conversaciones face to face, creo que lo conseguí. La Serendiptiy trata de eso, de darle la vuelta a los problemas siendo creativo.

Les deseo toda la suerte a todos los que llevaban pegatina rosa (demandantes de empleo) y verlos en breve con otra verde (empleadores).

Gracias también a los organizadores Paco Tamayo y Enrique Brito y al espacio (muy creativo) Siluro.

 

2

En España siempre ha estado muy arraigada la frase de "pedir" o "buscar trabajo". Hoy, más que nunca, la gente busca y desespera por que alguien "le de" un puesto, lo haga sentirse útil en la sociedad a cambio de una cantidad con la que, más o menos, pueda vivir. Para ello el personal se dedica a formarse a base de cursillos y al envío masivo de C.V's a los ya saturados departamentos de recursos humanos de las empresas. Ese es el método que se les ha enseñado y, por tanto, lo único que saben hacer.

Si algo aprendí en mi reciente viaje a Silicon Valley es que la cosa no funciona así. Ni de lejos. Igual que escribía hace poco un post sobre por qué a Google le importa tres pimientos que vayas a visitarlo, en esta ocasión lo vamos a dirigir hacia la búsqueda de empleo o venta de un servicio a un tercero.

Como bien me dijo uno de los muchos emprendedores españoles que viven en San Francisco "aquí (en USA) la puerta siempre está abierta por primera vez, la segunda dependerá de la primera". Y así es. La puerta siempre debería estar abierta por primera vez. Lo que hagas con esa vez condicionará toda la relación con dicha empresa.

A pocos les gusta dar pero a todos les gusta recibir. ¿Tú pides o das?

Por tanto, si vamos con la mentalidad de pedir, rara vez se nos dará. Sin embargo, si vamos con la mentalidad de dar el tema ya cambia. Pero, ¿dar, el qué? Pues bien, dar algo, en este caso algún valor nuevo y útil para la empresa. Rara vez somos empáticos con las empresas. Sólo vamos a ver si nos dan algo. Pero, ¿y qué hay de sus necesidades? ¿Tú que les ofreces? ¿Una carrera, un máster?

Pocas veces somos conscientes de que no sólo competimos con nuestros vecinos, ni con nuestros propios compatriotas sino con todo el mundo. Welcome to the global world, dude!

Concluyendo: si estás intentado conseguir un trabajo o vender tu servicio a una empresa (sea el que sea) considera primero las razones de por qué ellos te deberían recibir e incluso comprar. Házte esta pregunta: ¿tú te comprarías a tí mismo? y sobre todo, ¿por cuánto?, es decir, ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por lo que tú mismo ofreces?

Si en España también se abrieran las puertas fácilmente por primera vez la gente se pararía más a estudiar qué ofrece y cómo lo hace. Tirar C.V's es barato y fácil. Pero ese no es el camino. Sé creativo, explora, genera alternativas y encuentra el valor a lo que haces. Esa es una de las grandes lecciones que aprendí en mi viaje y que quería transmitiros.

¡Buenos días y buena suerte!

1

Seguro que te ha pasado alguna vez. Y es que la frase  "es que no se me ocurre ninguna idea creativa", es todo un clásico. Yo, al menos, no me cansaré de decirlo: las mejores ideas están cerca, muy cerca nuestro, pero están escondidas esperando a que las descubramos.

La última que me ha llamado la atención justo por lo cerca que la tenía es la siguiente:

Ideas que acaban con hábitos tradicionales

Se trata del Baby Bottle, un biberón que cuenta con tinta impresa que cambia de forma dependiendo de la temperatura, de modo que si la temperatura se encuentra en un rango de 36 a 38 grados centígrados, la imagen será de un bebé sonriendo, pero si la temperatura de la leche o cualquier bebida es superior a los 45 grados centígrados, la imagen será triste y de diferente color avisándote que la bebida se encuentra muy caliente.

Mira tú por donde, algo que se ha hecho toda la vida puede ser cambiado gracias a una idea tan sencilla como esta. Se acabó eso de echarse unas gotitas en el dorso de la muñeca para ver si está demasiado caliente o a punto.

Esto me recuerda mucho a un día en que un amigo y un servidor tomábamos un té en un local marroquí y éste, mientras servía un poco, me dijo: tantos años de evolución y seguimos teniendo que quemarnos con el asa de la dichosa tetera...

Esas son las oportunidades a las que siempre me refiero.

Detrás de cada cosa que nos desagrada hay una gran idea escondida.

2

La magia, una oportunidad que nunca había contemplado

La vida es muy curiosa.Un día ves algo que te llama la atención y un trocito de esa experiencia se queda en algún lugar de tu mente.

Otro día, lejos en el tiempo y el espacio del primero, vuelves a ver algo relacionado y, como que empiezas a conectar las dos experiencias.

Cuando ya pasa un tercer día y, además hay un regalo físico por el medio, uno empieza a pensar que algo huele, bien esta vez, en Dinamarca, y que por tanto deberías explorar más a fondo.

Pues eso me ha pasado a mí con la magia. Primero fue mi querido amigo y compañero en esto de las ideas, Ismael Pantaleón. Cuando Florida Centre de Formació me pidió un ponente para hablar de creatividad de un modo inusual me acordé del bueno de Isma. Éste, con un juego de cartas, demostró cómo funciona el pensamiento creativo.

Luego, en el programa de creación de empresas de la EOI, el profesor David Pérez, nos hizo un juego de magia para calentar el ambiente en la clase que me dejó un muy buen sabor de boca.

Mucho más tarde, cosa de finales de enero de este año, me encontraba yo dando una conferencia para los directores de los Accord en Barcelona. Después de las conferencias vino la cena y allí apareció un mago-mentalista que nos dejó a todos alucinados.

Un regalo de un alumno que siempre recordaré

Pues bien, el viernes pasado tuve el gusto de trabajar con un equipo de consultores de Improven. Uno de ellos se me acercó en el descanso y me hizo un par de juegos de magia con las cartas. Luego, más tarde, al ver que me había gustado mucho, me regaló una baraja de la marca Bicycle, según él la que usan los grandes magos.

Ahora, cuando veo la baraja, me acuerdo de todos esos eventos y me pregunto: ¿me estarán diciendo algo? ¿habrá ahí alguna oportunidad que no he barajado (jejeje) hasta la fecha?

Es este el modo en cómo aparecen las oportunidades.

Todas, todas están ahí, a nuestro alcance, sólo que a veces hace falta abrir bien los ojos para detectarlas.