Saltar al contenido

32 maneras de saber que estas muertoCrear siempre tiene un sabor agridulce. Es dulce tener la idea, agria desarrollarla y vuelve a ser dulce al verla realizada. Es el proceso creativo.

Después de 4 años de publicar Serendipity, mi primer libro, regreso con el tercero (El Jukebox del emprendedor fue el segundo). En él vuelvo a mi corte más psicológico y, aunque parece que me alejo de la creatividad, en realidad está más presente que nunca.

El libro habla de las maneras en las que podemos decir que estamos vivos sólo porque nos late el corazón, pero poco más. Nuestras creencias y limitaciones mentales, aquellas que no nos dejan pensar y que, como ahí digo, nos convierten en auténticos muertos en vida, son las protagonistas.

Espero que disfruten el libro tanto como yo al escribirlo.

Y, a vivir que son dos días.

1

Cuentan que hace muchos años un maestro y sus discípulos se encontraban reunidos en un bosque aprendiendo y reflexionando sobre el Zen. En un momento dado, el maestro extendió sus manos, aplaudió y exclamó: “Bien, este es el sonido de dos manos, pero ¿cuál es el sonido de una sola mano?” Todos se quedaron bloqueados, sin poder probar con respuesta alguna. El problema parecía no tener una solución lógica, racional.

Y precisamente de eso se trata. Lo que el maestro Zen acababa de hacer era formular una pregunta en forma de koan. Un koan es una pregunta-problema aparentemente absurdo que el maestro plantea a sus discípulos con el fin de comprobar sus progresos. Para resolverlo es necesario salir de la lógica y de los convencionalismos y prejuicios a los que estamos sometidos. Una vez metido en ese proceso el propio koan ayuda a entrar en un proceso de meditación profunda.

La filosofía oriental se ha nutrido de esta herramienta durante cientos de años para solucionar viejos problemas con nuevas respuestas. Pero también aquí, en occidente, genios como Leonardo Da Vinci o Albert Einstein comprobaron la gran utilidad que tienen ciertas preguntas para estimular la creatividad. Este último, por ejemplo, se planteaba cuestiones tan aparentemente absurdas como la de “¿qué ocurriría si me subiese a lomos de un rayo de luz?”. Cuentan que gracias a esas preguntas pudo dar con las primeras ideas de su teoría de la relatividad.

Pero ¿por qué las preguntas nos hacen ser más creativos? Todo tiene que ver con la rutina. Conforme nos vamos acostumbrando a algo, vamos también dejando de pensar en ello. ¿O acaso pensamos cada mañana en cómo nos atamos los zapatos o cómo llegar al trabajo? Cuando nos preguntamos sobre algo cotidiano con cuestiones novedosas, desde otra perspectiva, nuestros patrones habituales de pensamiento se tambalean por un momento y es cuando empiezan a surgir nuevas ideas. Por ello se dice que la calidad de nuestro pensamiento está en la calidad de nuestras preguntas.

Algunas técnicas que nos ayudan a entrenar este hábito son las siguientes:

1. La regla de los 5 “por qués”

Según esta técnica, si nos preguntamos cinco veces el porqué de algo, se acabará solucionando o al menos entendiendo mejor el origen del problema. Un ejemplo de cómo Toyota lo utilizaba es el siguiente:

  •  Problema: Mi coche no arranca.
  • ¿Por qué no arranca? Porque la batería está muerta.
  • ¿Por qué la batería está muerta? Porque el alternador no funciona.
  • ¿Por qué el alternador no funciona? Porque se rompió la cinta.
  • ¿Por qué se rompió la cinta? Porque el alternador está fuera de su tiempo útil de vida y no fue reemplazado.
  • ¿Por qué no fue reemplazado? Porque no estoy manteniendo mi coche de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.

2. El arte de preguntar

Alex Osborn, el creador del mítico Brainstorming, también desarrolló esta técnica que consiste en hacerse todo tipo de preguntas acerca de un problema o situación. Las preguntas van desde el ¿por qué? al ¿cuándo?, pasando por ¿para qué?, ¿es importante?, ¿tienen que ser todos?, ¿cuántas veces?

Si lo que queremos es saber cómo incrementar la motivación de los trabajadores, podemos hacernos cuestiones como: ¿Cuándo están motivados? ¿Por qué aumentan su motivación? ¿Todos se motivan? ¿Por cuánto tiempo están motivados?

Todo ello hace que recopilemos más información sobre nuestro foco y nuestras ideas se incrementen.

3. SCAMPER 

Técnica que con su propio nombre nos pretende recordar las preguntas que nos debemos hacer ante un problema u objetivo que se debe resolver. Cada letra es la primera de una serie de cuestiones concepto que debemos aplicar.

“S” para Sustituir, “C” para Combinar, “A” para Adaptar, “M” para Modificar, “P” para Poner-le otros usos, “E” para Eliminar, “R” para Reorganizar.

Las preguntas inteligentes nos hacen replantearnos aspectos que nunca están expuestos a duda, a reflexión. Por ello las personas creativas se las hacen constantemente. ¿Cuál fue su mejor pregunta hoy?

Artículo escrito para el portal web Con tu negocio

Hola a todos,

desde hace un par de meses estoy publicando algunos artículos para el portal Con Tu Negocio por lo que intentaré dividirme entre los dos sin sufrir mucho desdoblamiento de personalidad.

El próximo curso/año viene cargado de novedades. Seguimos leyéndonos por aquí.

Un saludo a todos.

La vida es un conjunto de pequeñas vidas. Al igual que las famosas matrioskas, de la cual la grande se compone de otras más pequeñas y así sucesivamente, la vida de una persona se compone de retales, pequeños momentos que hacen al fin, una vida completa.

Venir a San Francisco a explorar Silicon Valley ha sido una decisión de esas que, sólo cuando pase el tiempo, sabré que es una de esas pequeñas, aunque fundamentales piezas que conformaron mi vida.

Ya expliqué en otro post las razones por las que he venido. Ahora sólo quiero que además la gente pueda compartir conmigo este viaje. Para ello Juan Corbera, Carlos Rubio y yo mismo hemos creado un hashtag en twitter para que, no sólo se puedan seguir nuestras andanzas por tierras emprendedoras, sino que además se pueda interaccionar con nosotros para preguntar cualquier cosa que os resulte interesante.

Este es un post que quería haber escrito antes pero la intensidad del viaje no me lo ha permitido hasta ahora.

Con él os dejo. que sirva como vehículo para engrandecer todavía más este viaje:

#explorandosiliconvalley 

1

Incomprensible. No entiendo como un genio y ya leyenda de la guitarra como Gary Moore pudiera morir ayer, y encima en nuestro país (fue hallado muerto en un hotel de Estepona) y ningún telediario diga nada. Entiendo que los rockeros somos menos que los futboleros y que da mucha más audiencia el tobillo de Messi que el fin de alguien como Moore pero, ¿desde cuando un telediario emite noticias sólo por audiencia? sí, lo sé, no hay que ser ingenuo, las cosas funcionan así. Pero por lo menos déjenme que me desahogue en mi propio blog y ponga a parir a la tele en general y a los telediarios en particular, porque, puedo aceptar que la telebasura sea como sea, pero ¿un telediario? se ha convertido en un chiste no de lo que era pero sí de lo que debería ser.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=D3-TgDjcBL0]En fin, enterarme de que Mr. Moore se ha ido ha sido duro, como la muerte de un amigo porque, todos aquellos que nos hicieron disfrutar tanto durante tanto tiempo, dejaron algo imborrable en nosotros. Me acuerdo de todos aquellos vídeos, de sus actuaciones, de cómo estudiaba sus solos en mi Washburn N2 imitándolo, de cómo me alegré cuando fue telonero de mis Queen en la mítica gira de Wembley 86'... muchos recuerdos con este tipo, sí señor.

Ahora escucho The Loner y me doy cuenta, una vez más, de toda la belleza y creatividad de este gran músico que nos acaba de dejar.

D.E.P Gary Moore

2

Hola a tod@s,

como decía ayer, me encuentro en la curiosa y particular ciudad de Angouleme intentando buscar una editorial francesa para mi proyecto de cómic. Cuando Max Vento, el tipo que mejor sabe meterse en mi cabeza y dibujar lo que yo pienso, me comentó que este era el mejor sitio para ello, un sudor frío me recorrió la frente. ¿Cómo diablos iba yo a ir a una ciudad extranjera a vender un proyecto en otro idioma? me parecía de locos. Puede que fuera mi deseo de conocer cosas nuevas, de aprender todo lo que pueda o de meterme en berenjenales varios lo que finalmente decidió que estos días esté por tierras francesas pero lo cierto es que, como también decía ayer, me encanta ponerme retos.

Sudor y lágrimas para ver a U2 en su gira de los coches berlineses

Un reto no es ni más ni menos que un objetivo difícil de conseguir. Recuerdo hace muchos años, en la gira de Acthung Baby de U2, que me empeñe en conseguir una entrada un día antes del concierto en el Vicente Calderón. Por supuesto ya no quedaban en ningún sitio hacía meses. Pues, la conseguí. Después de mover muchos hilos de ser bastante persistente, me hice con un par de entradas. El concierto me gustó, pero lo mejor fue la sensación de conseguir algo que parecía imposible.

Esto ha sucedido innumerables veces. Publiqué un libro en año de crisis, viajé solo a México DF y volví sano y salvo, conseguí hacer la carrera un año menos del plan oficial, etc...

Ahora ya tengo dos editoriales grandes interesadas. Con una ya se ha hablado de contrato y todo. He tenido que hablar inglés, italiano, francés, castellano y hasta catalán hoy, he comido lo que he podido y entre el cambio de frío de la calle con el calor del local casi me da algo, pero creo que lo estoy consiguiendo.

Más noticias pronto.

2

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=YIxy16g-FKk]

Ayer amablemente Paloma del CEEI Castellón me mandaba el link con la entrevista que me hicieron antes de hablar sobre cómo emprender y crear gracias a Serendipity.

No sé si se nota pero creo que ha sido la entrevista donde mejor me lo he pasado gracias a los chicos de la Sepia Creativa.

Un saludo a todos

1

Otro evento inesperado, otra lucha mental. Así me tomé el pasado jueves la cancelación del vuelo que me llevaría a Berlín. Allí me esperaba mi compañero y amigo Juan Gasca para ir a un workshop sobre Design Thinking, el cual nos servirá para prepararemos el nuestro en el I Congreso Innovalencia. A causa de la gran nevada que cubrió Alemania ese día no pudimos viajar. Al día siguiente tampoco. Al día siguiente, huelga de operadores mal criados. En fin, que me volví a la terreta y aquí estoy, poniendo a parir a los de Iberia, a los controladores y a todo aquel que se me pase por la cabeza y que intuya que tuvo que ver con no estar delante de una gran cerveza alemana mientras genero ideas con un grupo de guiris (aunque realmente el guiri sea yo allí).

He dicho muchas veces que cuando algo así ocurre siempre hay que pensar en positivo. Yo mismo lo hago desde hace mucho tiempo y creo que el resultado vale la pena. Por eso no me enfado. Normalmente tengo integradas dos herramientas que me enseñó mi amigo Edu Jáuregui.

La primera de ellas es el Afortunadamente. Cada vez que vivo algo negativo intento empezar con esa palabra mágica y así es imposible pensar en negativo. Me han dejado tirado, ya, pero afortunadamente... (lo que siga).

La segunda es mirar todo a través de un objetivo de una cámara. Así te da la sensación de que estás viendo una foto o vídeo del pasado y puedes reírte de ello in situ. Para ello aproveché la compañía de mi compañera improvisada de viaje, una tal Laura, la físíca madrileña con la que pasé mucho mejor mi berrinche por no pisar Berlín. Ella tenía una Nikkon nuevecita y gracias a ella pude hacer el experimento.

Todo funciona en su medida, depende de la ilusión que le pongas a las cosas. Yo, como siempre, logré no enfadarme, pero sí estuve triste (todavía lo estoy). Como dijo otro compañero del vuelo, el dinero es algo más pero la ilusión que tenía nadie me la devuelve.

Pero esto no quedará así. Berlín sigue ahí y Juan, si Mercedes Benz sigue contando con él, también. Así que se prepare la capi germana. Como valenciano la pienso quemar cuando llegue.

Como mi amiga Amparito me recomendó volví de Madrid a Valencia en preferente (no quedaba otra cosa) y me pulí el importe del viaje en cubatas de ron. Que queréis que os diga, la tristeza se fue evaporando...

1

Ahora ya sé lo que sentía Spiderman cuando ayudaba a la gente

Íba yo tranquilamente ayer escuchando, gracias a mi colega Edu Izquierdo, el último y genial disco de Los Lobos, cuando vi a un señor parado delante de la Gran Vía haciéndome señas como para decirme algo. Pausé Burn it down (genial canción, por cierto) y me dispuse a saber qué se le ofrecía. Intuí que querría preguntarme por alguna dirección. La sorpresa vino cuando me dijo muy amablemente <sufro de agorafobia, ¿me podría ayudar a cruzar la calle?> ¿Qué necesita?, le dije. <Sólo que cruce conmigo, nada más. Estas avenidas tan grandes y abiertas me producen pánico. >

Ha sido la ayuda más fácil y sencilla que he realizado en mi vida pero también una de las más sentidas. El hombre no podía cruzar solo. Para él era todo un mundo. Cuando yo le dije que además yo era psicólogo y que lo comprendía el señor se alegró mucho. Luego resultó que los dos vivíamos en la misma calle. Prometí volver a verlo y quedarme a charlar un poco más con él (en ese momento yo debía ir a por el tren).

Lo comento porque eso me hizo sentirme muy bien, como un superhéroe. Había usado mis poderes para ayudarlo a pasar una gran avenida y no me había ni despeinado, como Superman. Así que creo que ganamos los dos.

Mr. Unknown, gracias por hacerme sentir como Spiderman.