Saltar al contenido

Bienvenida e introducción del sitio.

En 2006 puse en marcha de Explorando el Kilimanjaro. Mucho ha diluviado desde entonces. Porque no ha llovido, eso sería un verdadero eufemismo. El ritmo al que han sucedido las cosas ha sido de auténtico vértigo. Y hoy no mengua. Al contrario, sigue acelerandose. Por todo esto creo que ha llegado la hora de, si no abandonar, compartir mi vida blogera con otro amiguito.

Este no es otro que mi blog profesional al que, de momento, no pienso bautizar. Aquí, espero poder plasmar esa vertiginosa carrera profesional, tan llena de novedades, contratiempos e ilusiones cumplidas.

Será un placer compartirla con los lectores.