Saltar al contenido

1

Un evento que deja buen sabor de boca

Ayer participé como ponente en Enrédate, el evento que IMPIVA organizaba para empresarios y emprendedores de Elche. Me hizo ilusión encontrarme con amigos y conocidos que hacía tiempo que no veía.

 

A mi lado, también como ponentes, estaban la diseñadora Patricia Rosales y uno de los fundadores de Territorio Creativo Fernando Polo. Fue un placer conocer sus experiencias y todas las anécdotas en torno a su emprendizaje. Debo admitir que la historia de Patricia es para una película. Aunque sé que no le gusta que se le identifique sólo por eso si es cierto que saltó a los medios porque Madonna compró uno de sus, digamos así, nada económicos zapatos. Tiene modelos que están por los 80.000€. Es para ponerse a temblar. Actualmente triunfa más en el extranjero que en su propio país, cosa que suele pasar. Pero ella lo tiene claro, el mundo está ahí afuera y una andaluza de casta como ella no lo va a desaprovechar. Me motivó mucho y por eso tuve el placer de obsequiarle con un ejemplar de Serendipity. Espero que lo disfrute ya que estoy seguro de que le sacará partido.

De Patricia no aprendí que el límite nos lo ponemos nosotros porque eso ya lo sabía. Pero me gustó mucho que me lo recordaran no con palabras sino con un ejemplo en vivo y en directo. A alguien así no lo conoces todos los días.

Elche sigue dándome razones para volver.

Una de las miradas de Guzmán

Ayer, en mi viaje relámpago a Madrid para una sesión en Penteo, descubrí dos cosas interesantes. Una, después de la sesión en su sede de Barcelona el pasado julio, ya me la esperaba. Y es que aquellos que se acercan al taller "cómo desarrollar el pensamiento creativo" son gente realmente maja de la que uno nunca deja de aprender.

Pero la otra cosa que me llevé  de allí es totalmente inesperada. Como suele ser habitual la serendipity no se separa de mí y en este caso me deparó una grata sorpresa. Cuando ya me marchaba Marta, la profesional que ha hecho posible la sesión, me comentó que su abuelo se llamaba como yo: Guzmán. Cosa rara esto de coincidir con alguien que se llame o conozca a alguien que se llame así. Hasta tal punto es esto que hace un tiempo me vi obligado a hacer un llamamiento a los Guzmanes del mundo para que nos conociéramos todos.

Resulta que, además del nombre, el abuelo de Marta era una persona creativa. La fotografía era su pasión así como su ciudad, Salamanca, en la que pudo dar rienda suelta a su mirada particular.

Ni las casualidades ni los Guzmanes dejarán de sorprenderme nunca.

Gracias Marta, por descubrirme a tu abuelo Guzmán Gombau.

Lo que podría haber sido una catástrofe hoy es un punto positivo para Chile

La campaña publicitaria que se ha encontrado Chile, a mi parecer, todavía no se la creen ni ellos. En mi opinión es una auténtica Serendipity, es decir, es algo no buscado, que ha venido por azar (el accidente de la mina) y que han sabido convertirlo en una oportunidad (la visión de Chile como un país solidario, bueno, lleno de héroes...)

Por tanto: Serendipity= azar + ingenio para encontrar la oportunidad.

Y, no nos olvidemos de su líder, el presidente chileno, auténtico responsable de hacer posible esta serendipity chilena. Es curioso por lo que un presidente puede ser recordado.

Buen trabajo.

¡Bien por Chile!

Estos días he empatizado mucho con los mineros chilenos y no paro de pensar en cómo se deben sentir a pocas horas de ser rescatados. Realmente es como si volvieran a nacer sólo que esta vez de la madre tierra.

Por otro lado siempre me ha gustado el ingenio que han mostrado ciertos personajes con sus frases de despedida antes de morir:

Balzac: ocho horas con fiebre, ¡me habría dado tiempo a escribir un libro!

Bela Lugosi: soy el conde Drácula, el rey de los vampiros. ¡Y soy inmortal!

Henry James: y al fin, esa cosa distinguida.

Beethoven: aplaudan, la comedia se ha acabado.

En una asociación libre entre las dos me pregunto: ¿tendrán preparada su frase para decir adiós a su agujero y dar la bienvenida a su nueva vida?

1

Cuestión de oído

Últimamente me gustan las cosas sencillas pero eficaces, claras, y si puede ser, no muy largas. Por eso me ha encantado la frase que le he escuchado a mi adorado Hugh MacLeod:

"las lenguas son más tontas que los cerebros. Los cerebros son más tontos que los oídos."

He aquí un orden de preferencia para tener una conversación interesante.

2

No, no es que haya desaparecido - no todavía - todo este tiempo sino que ha sido tiempo de reflexión, de colocar las cosas en su sitio, de pensar nuevas ideas que por cierto pronto podréis ver por aquí. Como todo no sé si me equivocaré o no con los cambios pero la vida es riesgo y la creatividad ni te cuento.

Informar de que traigo muchas anécdotas, historias, lecciones y demás de este verano y que este próximo curso viene calentito con muchas más. De momento me he planteado cambiar este blog por una web más completa y clara que espero que os guste. Un mes tiene la culpa de todo esto.

Por lo demás sigo con las ponencias, cursos y talleres de los cuales iré informando en breve.

Un saludo para todos y perdón por el "alejamiento"

Guz

¡Sólo falto yo!

Quién me lo iba a decir a mí hace unos años... y es que aplicar la creatividad al comercio local nunca fue algo que tuviera pensado hacer y, sin embargo, eccolo qua!, por una serie de casualidades concatenadas cada vez estoy más de lleno en la tarea de asesorar y formar al pequeño comerciante en el maravilloso mundo de la creatividad y la innovación. Para mí, ya lo dije el otro día, es lo mismo formar a ese pescadero que lleva 30 años en su pequeño local que al gerente de una gran empresa. Adaptado, eso sí, pero la creatividad no entiende de dinero y estatus. Al igual que Eduardo, nuestro formador en liderazgo a través de caballos nos dijo una vez: al caballo se la sopla quien seas (reconozco que lo he suavizado un poco). Pues bien, a la creatividad también. Como ocurre siempre con los niños, sólo precisa de atención y de mucho cariño. Eso es todo. Lo demás va saliendo poco a poco.

Pues bien, toda esta perorata para anunciarles que durante este mes de julio, en vez de estar tostándome en la playa como ya hacen muchos, estaré de nuevo batallando con los problemas del pequeño comercio. Esta semana estaré en Burjassot y la que viene en Alginet. Cada sesión es diferente y por tanto uno nunca sabe lo que ocurrirá. El otro día en Silla surgieron muy buenas ideas para campañas que pronto darán que hablar tanto o más como las anteriores.

Os mantendré informados.

1

Lo he dicho muchas veces por aquí. La gente que se dedica a pensar no tiene nunca vacaciones. A veces puede parecer que sí, que estamos en casa todo el día o andando en bici por la ciudad pero la realidad es otra: ese tiempo es extrictamente necesario e insustituible para justamente eso, pensar, pensar en cosas nuevas, en re-plantearse conceptos, dinámicas, teorías, en elaborar nuevo material, parir nuevas ideas, plantearse nuevos retos...

Por eso, aunque parezca que no estoy por aquí y que estoy muy alejado... don't worry, sólo estoy pensando!