Saltar al contenido

1

Un evento que deja buen sabor de boca

Ayer participé como ponente en Enrédate, el evento que IMPIVA organizaba para empresarios y emprendedores de Elche. Me hizo ilusión encontrarme con amigos y conocidos que hacía tiempo que no veía.

 

A mi lado, también como ponentes, estaban la diseñadora Patricia Rosales y uno de los fundadores de Territorio Creativo Fernando Polo. Fue un placer conocer sus experiencias y todas las anécdotas en torno a su emprendizaje. Debo admitir que la historia de Patricia es para una película. Aunque sé que no le gusta que se le identifique sólo por eso si es cierto que saltó a los medios porque Madonna compró uno de sus, digamos así, nada económicos zapatos. Tiene modelos que están por los 80.000€. Es para ponerse a temblar. Actualmente triunfa más en el extranjero que en su propio país, cosa que suele pasar. Pero ella lo tiene claro, el mundo está ahí afuera y una andaluza de casta como ella no lo va a desaprovechar. Me motivó mucho y por eso tuve el placer de obsequiarle con un ejemplar de Serendipity. Espero que lo disfrute ya que estoy seguro de que le sacará partido.

De Patricia no aprendí que el límite nos lo ponemos nosotros porque eso ya lo sabía. Pero me gustó mucho que me lo recordaran no con palabras sino con un ejemplo en vivo y en directo. A alguien así no lo conoces todos los días.

Elche sigue dándome razones para volver.

La familia ha cambiado, ¿qué más lo ha hecho?

Poner el ojo, la mirada, sobre algo conocido, pero mirándolo como si fuera algo nuevo. Eso es lo que han hecho los creadores de Modern Family.

Recuerdo cuando estudié psicología de la familia. Eso me dio el primer input para reflexionar sobre cómo son hoy en día las familias, en qué se han convertido. La fórmula padre-madre-hijos naturales parece haberse extinguido. Los creadores de esta divertida serie han sabido verlo y sacarse de la manga un producto la mar de creativo. El truco, el de siempre, volver a re-plantearse las cosas ya que éstas cambian, nada queda inmóvil - quizá sólo nuestros propios recuerdos acerca de lo que ya creemos saber-.

Quizá esto nos pueda ayudar a reflexionar sobre viejos paradigmas, conceptos, estándards, y ver cómo han evolucionado, en qué se han converido y en cómo poder sacar provecho de ello.

Puede que nos soprenda lo mucho que han cambiado las cosas desde que las conocemos.

¡Sólo falto yo!

Quién me lo iba a decir a mí hace unos años... y es que aplicar la creatividad al comercio local nunca fue algo que tuviera pensado hacer y, sin embargo, eccolo qua!, por una serie de casualidades concatenadas cada vez estoy más de lleno en la tarea de asesorar y formar al pequeño comerciante en el maravilloso mundo de la creatividad y la innovación. Para mí, ya lo dije el otro día, es lo mismo formar a ese pescadero que lleva 30 años en su pequeño local que al gerente de una gran empresa. Adaptado, eso sí, pero la creatividad no entiende de dinero y estatus. Al igual que Eduardo, nuestro formador en liderazgo a través de caballos nos dijo una vez: al caballo se la sopla quien seas (reconozco que lo he suavizado un poco). Pues bien, a la creatividad también. Como ocurre siempre con los niños, sólo precisa de atención y de mucho cariño. Eso es todo. Lo demás va saliendo poco a poco.

Pues bien, toda esta perorata para anunciarles que durante este mes de julio, en vez de estar tostándome en la playa como ya hacen muchos, estaré de nuevo batallando con los problemas del pequeño comercio. Esta semana estaré en Burjassot y la que viene en Alginet. Cada sesión es diferente y por tanto uno nunca sabe lo que ocurrirá. El otro día en Silla surgieron muy buenas ideas para campañas que pronto darán que hablar tanto o más como las anteriores.

Os mantendré informados.

1

¿Y si convertimos tu empresa en la Florencia del Renacimiento?

Siempre me ha gustado mucho el palabro cronotopo. Aunque es cierto que queda un poco como lo de: cronotopo! tu padre!, no puedo dejar de sentir cierto cariño por el término. Sí, lo sé, primero vengo con lo de serendipity y ahora con lo de cronotopo, quizá estoy ganando puntos en mi escala de freak pero chicos, es lo que hay.

Un cronotopo es algo que ocurre en un momento y en un lugar concreto. El clásico aquí y ahora, vamos. Yo, como todo hijo de vecino, lo llevo a mi terreno, al de la creatividad. Un cronotopo creativo sería por tanto un momento y lugar en la historia especialmente creativo. Ejemplos tenemos muchos: el Renacimiento en Italia, la epoca de la bohemia parisina, principios de siglo XX en New York, etc...

Pues bien, una pequeña obsesión que siempre he tenido es la de crear cronotopos a demanda. Averiguando qué variables predominaban en esos lugares, ¿podríamos reproducirlas en, por ejemplo, una empresa determinada? Sí, lo que estoy diciendo es que quiero re-crear el Renacimiento italiano en tu lugar de trabajo, la Viena o la China más creativa en tu empresa, organización o entorno más próximo.

Igual que una manzana podrida jode todo el saco, un entorno creativo estimula hasta al más dormido. La creatividad es algo que en la mayoría de los casos está latente, cual dragón dormido, y gracias a este nueva configuración pro-creativa podrá despertar.

¿Estáis preparados para la revolución creativa?

2

Enrique García presentando la conferencia

Esta semana que ya nos abandona me enfrentaba a dos retos. Pues bien, he sobrevivido a ambos y además los he disfrutado un montón. El pasado martes estuve en La Florida (Valencia) con mi conferencia sobre creatividad empresarial. Cincuenta personas asistieron al aula de innovación del centro. Por lo que he visto la cosa ha tenido cierto eco.

Por otro, mi aparición en Expomanagement fue muy bien. Cuando se conecta así con la gente no es cosa sólo de uno sino de todos los asistentes. A pesar de que la selección española había perdido y la gente entraba con cara de funeral, los cincuenta minutos de charla se pasaron en un suspiro. Durante mi estancia en el IFEMA me encontré con viejos amigos y conocidos como Lotfi, Pilar Jericó y Santi Ambit o con nuevos y espero que con el tiempo viejos colegas, como Risto que, como siempre, me encantó lo que contó.

Ahora, a por más retos.

Hoy en el Levante así como en otros medios

Esta vez la he montado gorda. Si hace unos meses mi idea del pregonero aparecía hasta en los telediarios, ahora tengo a un pueblo dividido con mi último proyecto. Y es que lo he dicho siempre: el creativo es aquel que mira hacia donde todos miran pero sólo él ve algo diferente, sólo él encuentra una oportunidad. Pero también siempre afirmo que esto sucede a causa de la capacidad de arriegar que tiene quien así mira. Las ideas creativas conllevan muchos riesgos. Riesgo a no funcionar, riesgo a las consecuencias, riesgo a no ser aceptado. Por esta razón no todo el mundo está dispuesto a llevar las ideas creativas que genera a la práctica.

Os cuento el caso. Unos días antes de marcharme a Madrid con motivo de mi participación en la edición de este año en el Expomanagement, diseñé, junto a mi nuevo socio en estos saraos creativos José Vicente Soldevila, un plan para invitar a los comerciantes de Silla (Valencia) a participar en un curso de creatividad que empieza la semana próxima. Para ello se nos ocurrió enviar a un ser intergaláctico venido del espacio. Este ser advertiría a los comerciantes de lo negro que está el panorama en el futuro por lo que la creatividad sería su única arma.

Hasta aquí todo muy original, freso y diferente. La idea se evaluó y se nos dio el permiso. Pero la puesta en marcha es totalmente incontrolable. Jose se vistió de embajador intergaláctico y fue negocio a negocio hablando con los propietarios. La gente se empezó a escandalizar. Todo el mundo lo miraba y creía que era el cobrador del frac a causa del maletín que llevaba. Uff, no habíamos contado con eso. ¿Problema? unos creen que sí, que fue un error hacerlo, que la gente todavía está con el miedo en el cuerpo (a la propietaria de la joyería se le saltó la alarma de lo nerviosa que se puso). Otros, como yo, creemos que fue un acierto, que se ha logrado ruido mediático y es lo que se buscaba.

El debate está servido.

5

No hace demasiado tiempo empecé, gracias a la Fundación Neuronilla, con la formación en creatividad a los artesanos de Castilla La Mancha. Primero fue Cuenca donde, aunque primer contacto con los artesanos, todo se dio genial. El pasado jueves inicié lo que podría denominar como los jueves de la creatividad y la artesanía ya que cada jueves a partir de ahora estaré en un punto de Castilla trabajando con los diferentes artesanos.

¿Podrá Ghost empujar el interés por la cerámica?

El pasado tocó Albacete. Allí me esperaba Dani, el presidente de la asociación de artesanos que muy amablemente me llevó hasta la sala donde se impartiría el curso. Debajo, en el bar - donde sino- esperaban los artesanos. Unos trabajaban el vidrio, otro los libros, otros la piedra tallada, otra los bordados... todo un grupo de artistas intentando potenciar más su creatividad ya no sólo para sus proctos sino para otros aspectos como son la venta, promoción o trato con el cliente. Esto fue lo primero que les sorprendió ya que ellos asociaban la creatividad al hecho de desarrollar un producto nuevo pero jamás hubieran pensado que el mismo ingenio podría usarse para, por ejemplo, promocionar su nuevo centro de artesanía, el cual será inaugurado después de verano.

Una de las ideas que surgió fue la de emparejar cada profesión con una película. Ghost y artesanía, Los pilares de la tierra y la talla, etc...

La sesión fue muy bien, produjimos muchas ideas y se creó muy buen ambiente entre el grupo. Espero volver a verlos a todos con todas esas ideas desarrolladas y hechas realidad. Si es así estoy seguro de que su centro dará mucho que hablar. No puedo decir ni una palabra más. Es confidencial.

7

Como nadie es profeta en su tierra ayer martes, día del emprendedor en muchas ciudades españolas, me marché a Logroño por segunda vez en un mes para impartir un taller a más de 200 emprendedores. Las expectativas de público era tener a unas 100 personas pero misteriosamente se duplico por lo que me tuve que asentar en la sala más grande del Riojaforum. Allí me encontré con antiguos alumnos míos, con mi compañero de editorial y de temática Lotfi el-ghandouri, con personas que me habían escuchado en alguna entrevista por RNE hace meses, etc... la verdad es que fue muy interesante.

El programa estaba lleno de ponentes interesantes por lo que estuve allí desde primera hora. El primero en aparecer fue Francisco Martín, fundador del gigante MRW que explicó con varias anécdotas su camino de éxito. Luego le tocaba a un servidor. Debo reconocer que tanta gente siempre impone pero una vez metido en faena disfruté mucho con mi ponencia y, por lo que me dijeron al terminar, el público disfruto conmigo. Más tarde le tocaba a Lotfi y a Luis Cacho en un tête a tête debatiendo sobre los emprendedores sociales. Me hizo gracia ver a dos personas a las que conocía por motivos distintos unidas para hablar de un tema tan apasionante como ese.

Desgraciadamente me quedaba un largo camino a casa y no pude asistir a más actividades. Estoy seguro de que siguieron la línea de la mañana. Ha sido cansado pero ha valido la pena. Sarna con gusto no pica, ¿verdad?

"Buscar trabajo es un trabajo"

Queriendo o sin querer emprendedor te toca ser

Esta es la frase con la que siempre me gusta iniciar el módulo “Autoempleo y creatividad” que imparto en el máster CALSI (Contenidos y aspectos legales en la sociedad de la información) de la UPV (Universidad Politécnica de Valencia) desde hace tres años. Y, si esto es así, se trata de, ni más ni menos, de todo un proceso. Como tal tiene unos objetivos, se apoya en unos recursos,  y se extiende a través de una línea temporal que engloba toda esa odisea.

Porque los modelos de búsqueda de trabajo están agotados, obsoletos, ajados, o al menos muchos de ellos. Por eso hoy en día estamos en una situación en la que el emprendedor ya no es aquel que inicia una empresa sino que todos nos hemos convertido, aún sin querer, en emprendedores. ¿Eres un emprendedor? espero que sí porque si no estás muerto colega. Sí, muerto, fiambre, outsider, zombi profesional. Se acabó eso de enviar cientos de C.V a ver si suena la flauta, de visitar más Infojobs que tu Facebook (de hecho es más probable encontrar algo decente por FB que por Infojobs), de ir estudiando másters, cursos y más carreras hasta que alguien te de tu gran oportunidad. No, lo siento pero no va a suceder. Tienes a cientos, a miles de personas con CV iguales o mejores que compiten contigo. Eso está sucediendo ahora mismo. Asómate a la ventana y mira. Toda esa gente está luchando por lo que tú estás luchando así que espabila, no hay tiempo que perder.

Pero, entonces… ¿qué hacer? Bueno, tenemos claro que si transitamos el camino marcado por las huellas de los peregrinos encontraremos lo que ellos pero, sorpresa… ¡ellos ya están allí! Por lo que nos queda descubrir otro camino, otros senderos, inventarnos el nuestro propio. Puede que sea una proposición interesante a una empresa (si es lo que quieres) o crear la tuya propia. Da igual. Lo único que importa es que le tienes que dar al coco. Y para eso, creatividad. Sin ella estamos perdidos. Lamenté mucho que ayer el director de marketing de Serendipity me dijera que los libros de creatividad no están vendiéndose en general (el mío sí!!) porque la gente quiere soluciones inmediatas, rápidas, fórmulas mágicas para combatir la situación actual. No se dan cuenta, pobres, que esta situación nace de esas mismas fórmulas mágicas efectistas.

En fin, si queréis saber más pasaros esta tarde por clase. A ver qué se nos ocurre.

2

El otro día en el post encendiendo llamas, os hablaba de mi ponencia en la Pobla de Vallbona. Aquí os dejo el reportaje que hicieron para su TV.

Pincha aquí para ver el vídeo